«Los sucesos del 23 de julio de 1936 en Luceni (Zaragoza)» de Victorino Ortega López

Parodiando a Bertold Brecht: “En Luceni, en el año 36, se libró una batalla muy sangrienta… Allí perdió la hermana al hermano, la mujer al marido…”. El libro trata de eso, de un veintitrés de julio del treinta y seis en las barricadas, de trabucos y escopetas de caza frente a armas de guerra, de unos que ponen sus cuerpos y otros las balas ―el paroxismo―, de los momentos antecedentes y consecuentes.
Los momentos antecedentes, o sea el caldo de cultivo ―las largas raíces del enfrentamiento entre las viejas certidumbres y las nuevas ideas― también se ven retratados en el libro.
Y frente a la posverdad de mucho posmoderno que propugna casi una impugnación general de la memoria histórica (ninguna biografía con culpa), hay también un protocolo para el “no olvido”: contar las historias, reconocimiento a las víctimas y a sus descendientes. Estos que han cargado tantos años con la pena adicional del olvido, o a veces con el propio complejo de culpa, con la tacha de sospechosos permanentes que les llevaba a no hablar como una manera de protegerse.
Como decía Azaña: “Escuchemos la lección de esos hombres y mujeres caídos magníficamente por un ideal grandioso y que ahora, ya sin rencor, abrigados en la tierra, nos envían el mensaje de la patria eterna que dice a sus hijos: Paz, piedad y perdón”.

los_sucesos_del_23_de_julio_de_1936.jpg

A la venta aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Solicita una Llamada

Aviso de cookies:Utilizamos cookies para asegurar una mejor experiencia de usuario en nuestro sitio web.